Do it your way
Navidad, divina locura.

Se acercan los Reyes Magos, pero yo soy una petarda y he decidido que este año voy a hacerlo todo al revés: regalos grandes para Papá Noel y detalles para los Reyes Magos.

¿Por qué? Por dar a mi hermana una infancia digna, la verdad. Recuerdo cuando era pequeña y me regalaban un montón de juegos dos días antes de empezar la clase. Me frustraba muchísimo no poder jugar hasta hartarme y tener que separarme de mis juguetes cada noche temprano y todas las mañanas para ir a clase.

Y sí, como cada año, tengo en mente todos los regalos que voy a comprar estas navidades. Uno para cada persona; y, para una persona en particular, varios. Yo funciono así, con horribles favoritismos.

Y claro que también quiero regalos para mí, hombre vaya. Me encanta que haya regalos debajo de mi árbol. De pequeña escribía carta, una carta en la que cada línea suponía una decepción. Pero aún así, me despertaba con la habitación llena de regalos (aun no sé cómo mis padres conseguían meter los regalos sin despertarme) y pasaba mucho del resto de la humanidad durante horas.

Sobre mi lista de este año… mi lista de este año es buena, bonita y barata. Porque, como todos sabemos, llega un momento en el que lo que más caro resulta a nuestra familia por Navidad es la Nochevieja.

Shake it up!

Doe.